¿Puede la lengua reflejar una nación?

No hay duda de que la lengua es una parte integrante de cualquier cultura, pero ¿cuánto refleja las características de cada nación?

Existen teorías basadas en la siguiente afirmación:
La lengua determina la forma de pensar de las personas que la hablan.

Los pueblos del norte poseen muchas palabras para referirse a la nieve. En ruso, en cambio, solo hay una palabra para nombrarla. Ante tal evidencia, se llega a la conclusión de que distintos pueblos ven los mismos objetos y el mismo mundo de distinta manera.

También se cree que cada nación tiene las llamadas palabras clave —palabras usadas con mayor frecuencia en proverbios—, que reflejan el espíritu de su gente. Por ejemplo, para la cultura alemana dichas palabras son die Aufmerksamkeit ‘atención’, die Ordnung ‘orden’ y die Präzision ‘precisión’.

Entonces la lengua es un sistema original que deja huella en las mentes de las personas que la hablan y forma su imagen del mundo. El conocimiento de las características de una lengua en particular no solo es deseable, sino necesario.

Por ejemplo, la comunicación en inglés (comunicación doméstica) requiere el uso obligatorio de la palabra please (‘por favor’): Pass me the salt, please! (‘¡Pásame la sal, por favor!’), Please, more tea! (‘¡Por favor, más té!’) y así sucesivamente para cualquier cosa que se pida. Evidentemente, en otras lenguas existen palabras para formular peticiones, pero en la comunicación diaria no son tan frecuentes y la gente no las usa continuamente. En inglés, en cambio, eso sería una grosería.

Comparemos ahora los proverbios sinónimos de distintas culturas para llegar a una conclusión sobre cómo se refleja su mentalidad en ellos (la traducción es literal):

Respira por una fosa nasal (chino) – Anda sobre una pierna (ruso)

Si bien estos proverbios son sinónimos, comparando los conceptos respirar-andar y fosa nasal-pierna, podemos deducir que para los chinos lo más importante no es la unidad del movimiento, como en el caso de los rusos, sino la unidad del espíritu.

Ahora intentad comparar los proverbios sinónimos de otras naciones por vosotros mismos, llegando a una conclusión sobre cómo se refleja su mentalidad en ellos:

Reconoces a un pájaro por su canto (francés)
Un pájaro es reconocido por su picoteo (español)
Un pájaro es reconocido por su vuelo (ruso)

Un buen tirador puede fallar (inglés)
Un buen caballo tropieza (árabe)
Un tigre a veces puede quedarse dormido (chino)
Un mono cae (vietnamita)

Los proverbios nos ayudan a determinar cómo otras naciones consideran las cosas más importantes y valiosas. En ese sentido, al comparar la sabiduría popular, se ve que casi todas las naciones tienen dichos análogos sobre los temas más importantes.

El conocimiento y la comprensión de las características lingüísticas y culturales de un país no se producen de forma inmediata, sino gradual, en el proceso de estudio del país, su lengua, sus tradiciones y sus costumbres. Esto puede llevar años, o incluso toda una vida, y no es un hecho comprobado que una persona entienda completamente el alma de otra cultura, pero siempre es bueno por lo menos intentarlo.

Por: Aleksandra Goncharenko

Truca ara